Jean Paul De La Harpe

De La Harpe, Jean Paul

Santiago - Chile - Lenguaje Fotográfico

Jean Paul De La Harpe.

Desde que era un niño sentí una motivación especial por la naturaleza, pudiendo pasar horas observándola. Fue tan grande esa pasión que me impulsó a estudiar biología en la Universidad Católica, con la idea de aprender más de ella, de como funcionaba. Pero en paralelo comencé desde muy temprano a retratarla en imágenes, a través de una antigua cámara fotográfica Mamiya que me regalo mi padre, la cual me acompaño en mis primeros pasos en la fotografía. Fue así que en la medida que más me adentraba en el mundo de la ciencia, más quería viajar y fotografiar el inmenso patrimonio natural que me rodeaba, hasta el punto de dejar un Doctorado en Ecología para dedicarme 100% a la fotografía de Naturaleza, en el año 2002. Desde ese punto entendí que mi misión como biólogo y fotógrafo era mostrar, educar y generar conciencia del valor de la conservación de la biodiversidad y áreas naturales que aún se mantienen el el planeta.

Comencé con una fotografía muy descriptiva, de registro. La idea era capturar la especie o lugar a través del lente, sin cuidar mucho los aspectos más técnicos de la imagen. Y así estuve muchos años hasta que comprendí que la fotografía era más que registrar cosas y lugares en un momento dado. Ahí fue cuando logre descifrar los códigos y lógica de un lenguaje muy rico, que tiene un poder de penetración muchas  veces mayor que las mismas palabras, y que es transversal y universal. Vi en la fotografía una forma de expresar conceptos, sucesos y lo más importante, emociones, que son finalmente las que mueven al ser humano. Entendí que en la creación de una imagen debe haber un proceso emotivo fundamental, para lograr que tu mensaje llegue lo más lejos posible. Es por eso que hoy día busco fotografiar la naturaleza por lo que es, pero por lo que “además es”, intentando generar una conexión  emocional con el espectador. De esa manera mi mensaje de conservación se hace más relevante y vigente en el tiempo.

La fotografía de Naturaleza me ha permitido recorrer y conocer gran parte del territorio chileno, llevándome a lugares remotos, donde pocos han pisado, como los australes fiordos de Tierra del Fuego o las extensas planicies de altura en el altiplano. Pero aparte de esos lugares alejados y prístinos, también me he concentrado en esa naturaleza que está más cerca de las ciudades, que nos rodea día a día. Es así que he logrado crear fantásticas imágenes dentro de la misma ciudad, las cuales ponen en valor el entorno que nos rodea día a día. Creo que ahí esta la clave de una buena fotografía, el lograr ver la belleza en lo cotidiano, en eso que tenemos frente a nuestras narices, pero no vemos porque no nos damos el tiempo para detenernos y contemplar nuestro entorno.