Carlos Guevara Vivanco

Guevara Vivanco, Carlos

Santiago - Chile - Fotografia de Montaña - Paisaje

sentir que los pelos se nos paran cuando estamos ahí, querer seguir, disfrutar el cansancio… esa “agradable sensación de cansancio”, sentir que poco a poco nos vamos fundiendo con el paisaje en el que estamos, sacudirnos todo, ser nosotros mismos, disfrutar como niños… sólo así podremos tener alguna posibilidad de transmitir emociones a través de nuestras imágenes.” [Carlos Guevara V.]

 

Desde muy pequeño sentí la necesidad de lograr transmitir a través de imágenes las emociones que sentía ante los paisajes que conocía y que me maravillaban.
Nací en San Fernando, zona central de Chile. Soy el mayor de cuatro hermanos, de mi padre heredé el amor por la naturaleza y de mi madre la sensibilidad para disfrutar de las cosas sencillas de la vida. Estudié en el Instituto San Fernando de los Hermanos Maristas, me titulé de Ingeniero Civil en Computación en la Universidad de Chile, obtuve un MBA con mención en Finanzas en la misma universidad. Me casé con Ximena y tuve dos hijos (Felipe y Valentina), me separé y me volví a casar con Ingrid, no sólo es mi esposa, es mi partner, compañera de aventuras y de sueños, hoy tengo además dos hijos no biológicos (Vicente y Rocío). Desarrollé una carrera de acuerdo a mi profesión y hoy estoy a cargo de un área de tecnología de una importante empresa chilena. En paralelo desarrollé una motivadora carrera como docente universitario por casi 30 años. He desarrollado muchas actividades en mi vida y en todas ellas me he entregado al máximo, pero nada me apasiona más que respirar aire fresco y la vida al aire libre. Nací andinista y desde los 12 años he vibrado recorriendo la cordillera de los Andes, me encanta viajar y suelo vibrar con las cosas más sencillas de la vida.
A fines del año 2011 logro darle cauce a mi pasión por la fotografía y desde entonces no he parado de estudiar y perfeccionarme. Graduado el 2017 en el NEW YORK INSTITUTE OF PHOTOGRAPHY (NYIP).

Desde el año 2013 trabajo como guía fotográfico en la empresa Natphoto y estoy a cargo del programa Natphoto Montaña.
Durante muchos años soñé con poder desarrollarme en fotografía, hoy siento que aún me queda un camino infinito por recorrer pues uno nunca termina de aprender y mejorar, pero ya el camino existe y está iniciado. Cuando uno siente una pasión por algo es imposible detenerse, la fotografía ocupa un lugar muy importante en mi vida y es realmente una pasión y quiero vivirla como tal, mejorando siempre. Creo también que es muy importante poder definir y aclarar en cada uno qué es lo que buscamos con la fotografía, lo peor que puede suceder es fotografiar por fotografiar, en ese caso pienso que se transforma en una actividad vacía, sin fondo, sin mensaje y lo más probable es que prontamente termine por diluirse. Existe una teoría que dice que se necesitan 10.000 horas de práctica durante 10 años para hacerse experto en una actividad… a mí me falta mucho aún, pero ya partí.

Un Abrazo.